El grupo estadounidense de distribución Wal-Mart registró un incremento del 44,7% en su beneficio neto durante el primer trimestre del año, al obtener 245.300 millones de pesetas.