El Consejo de Empresas Distribuidoras de Alimentación de Cataluña (CEDAC) cerró 1999 con un volumen de negocio de 923.000 millones de pesetas, lo que supone un incremento del 7% respecto a la cifra conseguida en el ejercicio anterior. La superficie total de ventas se situó en 858.490 metros cuadrados, un 2,4% más, distribuidos en 2.147 puntos de venta. El número de trabajadores de que dispone llega, según los últimos datos, a los 28.843, un 1,2% más que el año anterior. Durante este año, el CEDAC centrará sus esfuerzos en el mantenimiento de la actual regulación de horarios comerciales y la liberalización de la venta de medicamentos para los que no se necesita receta médica. Otros ejes de acción del Consejo consistirán en apoyar el control de las concentraciones de grandes grupos de distribución, y en solicitar la revisión del Plan de Equipamientos Comerciales o la regulación de aperturas de hard discount. Por otra parte, la junta directiva de CEDAC defendió la necesidad de mantener la actual regulación de los horarios comerciales. El presidente del consejo, Jaime Rodríguez, avanzó que algunas de las consecuencias que se derivarían en caso de abrir en domingo, como son "el encarecimiento de los costes del producto y la apertura de otros servicios como guarderías o transportes públicos".