Según un estudio realizado por Font Vella, S.A., líder del mercado española de aguas embotelladas, con motivo del Día Internacional del Agua, celebrado el pasado 22 de marzo, el consumo del agua envasada en nuestro país mantiene un ritmo anual de crecimiento del 5,2% en los últimos cinco años. Un crecimiento anual superior al de otros países europeos (en el mismo periodo el consumo en Italia aumentó en un 3,3%, mientras que en Alemania el incremento fue sólo del 2,4%). Sin embargo, el porcentaje de hogares consumidores es de un 61%, todavía bastante inferior al del resto de países europeos como Italia (86,5%) y Francia (83%). Según dicho informe, el consumo de agua envasada es el que más crece comparándolo con el resto de bebidas industriales con un peso importante en el mercado. En nuestro país se consumen 81,7 litros per cápita de agua envasada. Cataluña y Aragón concentran el 30% del consumo; seguidas de la zona formada por Levante, Murcia y Albacete, que de forma conjunta absorben el 25% del total. El informe realizado por Font Vella también reveló que un significativo 24% del consumo de agua mineral se bebe fuera del hogar. Dicho informe concluye que "el aumento del consumo de agua envasada en España va ligado a una mayor preocupación de los españoles por la salud, que también se ha notado en la recuperación de la dieta mediterránea, considerada la más sana, y en el aumento del número de personas que hacen ejercicio".