Aral Digital.- El grupo El Corte Inglés inaugura hoy, 20 de noviembre, sus primeros establecimientos en Guadalajara con la oferta conjunta de sus dos mayores formatos: El Corte Inglés e Hipercor. Ambos formatos están ubicados en el centro comercial Ferial Plaza Guadalajara, que pretende ser un punto de encuentro donde comercio y ocio se complementen en un entorno de alto nivel y confort.

El Corte Inglés e Hipercor, con una superficie construida de más de 70.000 metros cuadrados, ofrecerán al cliente la mayor propuesta comercial en moda para todas las edades, en electrodomésticos, electrónica de consumo, decoración, perfumería y cosmética, todo tipo de productos de ocio y entretenimiento, y alimentación.

El establecimiento que el Grupo abrirá en Guadalajara ha supuesto la creación de 845 empleos. La mayor parte de estos puestos de trabajo, el 69%, han sido ocupados por mujeres. Se trata de una plantilla joven, con una edad media de 28 años y donde el 70% de los profesionales tienen menos de 30 años.

Como paso previo a la incorporación del personal tanto de El Corte Inglés como de Hipercor, se ha realizado un importante esfuerzo en formación con 111 cursos y 1.600 asistentes a programas formativos. Muchos de los profesionales han realizado varios cursos para desempeñar de forma óptima su trabajo y conocer los estándares de calidad y servicio al cliente que caracterizan al grupo de distribución.

En el proceso de selección y formación del personal se ha contado con la colaboración del Servicio Público de Empleo de Castilla-La Mancha (Sepecam), con quien se firmó un protocolo de actuación que prevé la contratación de personas procedentes del desempleo.

El establecimiento ha incorporado las más modernas técnicas y tecnologías con el fin de convertir el espacio de compra en un lugar agradable y cómodo para los clientes. En sintonía con la política del Grupo de fomentar el respeto por el medio ambiente, se han incorporado sistemas de ahorro de energía con programas informáticos que regulan la entrada de aire externo en función de las condiciones de temperatura y humedad que hay en el exterior, acumulación residual de agua caliente, variadores de frecuencia en motores de ventilación, iluminación de bajo consumo, sistemas aerorrefrigerantes para el aire acondicionado (no utiliza agua), sistemas de separación y reciclaje de residuos de papel, plásticos... También se han implantado herramientas para reducir el consumo interno de papel mediante la utilización de aplicaciones informáticas sustitutivas del papel impreso.