AMDPress.- El ministro de Economía, Rodrigo Rato ha acusado a algunas Comunidades Autónomas de distorsionar las regulaciones de comercio interior para beneficiar a unas cadenas y modelos distribución en detrimento de otras. En referencia indirecta a la Generalitat de Cataluña, el ministro ha asegurado que se "están llevando a cabo políticas de extorsión de las oportunidades de distintas destribuidoras, especialmente las más grandes".

Cataluña es una de las CC.AA. que tiene establecida una moratoria en la apertura de nuevos hipermercados, con lo que de modo implícito se está beneficiando al pequeño y mediano comercio, principalmente a este últimos ya que los metros cuadrados de sus establecimientos no requieren segunda licencia.

El ministro considera que "una cosa es aplicar la segunda licencia de apertura como método de control y de vigilancia de la competencia y otra muy distinta utilizarla como elemento de distorsión que favorece a las marcas de un determinado tamaño y perjudica a otras", refiriéndose a los hipermercados.

En este sentido, el informe del FMI sobre España asegura que "la competencia en el sector de la distribución al por menor está siendo negativamente afectada por una serie de normas restrictivas introducidas por las autoridades regionales y locales. Y tales medidas al final resultan dañinas para las propias Comunidades, minando su atractivo relativo para los inversores y afectando negativamente al bienestar de los consumidores".