El Consejo de Ministros ha aprobado hoy la ampliación del número de horas comerciales de apertura para todos los establecimientos, de las 72 actuales a 90 semanales, tal y como estaba previsto. Asimismo, se ha establecido la libertad de apertura en domingos y festivos para los establecimientos comerciales de menos de 300 metros cuadrados. Si bien, en el caso de los establecimientos mayores de 300 metros cuadrados, la apertura en domingos y festivos se ampliará gradualmente, de los ocho días actuales a doce, a razón de uno cada año. .Las reacciones por la aprobación por parte del Gobierno de estas medidas van desde el anuncio por parte de la Confederación Española de Comercio de realizar un cierre patronal de 800.000 establecimientos (apoyado por los sindicatos UGT y CCOO), pasando por el llamamiento por parte de las Cámaras de Comercio al diálogo entre las partes implicadas para afrontar cualquier cambio de la ley, hasta la felicitación al Gobierno por parte de Pedro Schwartz como presidente de Idelco por la ampliación de los horarios y los días festivos de apertura. La aplicación de estas medidas supondrá, según Schwartz, "un gran beneficio para los consumidores, un acicate para la mejora de la distribución comercial, un correctivo de la inflación y una medida de fomento del empleo". Por contra, el País Vasco y Cataluña han amenazado con llevar al Tribunal Constitucional el decreto sobre liberalización de horarios comerciales, "por vulnerar las competencias de las comunidades en esta materia".