El Gobierno brasileño ha abierto una investigación administrativa contra dos de las empresas de Coca-Cola en Brasil por supuesta violación de la Ley Antimonopolio. Se trata de las empresas Recofama Industria do Amazonas, fabricante del concentrado de Coca-Cola, y Spa Industria de Refrescos, embotelladora de la bebida en Sao Paulo. La investigación se inició ante una denuncia de la rival Pepsico, según la cual Coca-Cola está actuando en contra de la libre competencia para mantener su dominio en el mercado de bebidas refrescantes en Brasil. Una denuncia que ha sido considerada procedente por la Secretaria de Derecho Económico del Ministerio de Hacienda.