AMDPress.- El pleno del Congreso aprobó ayer 13 de septiembre, con los votos de PP y PSOE, una moción del grupo parlamentario catalán en la que se insta al Gobierno a adoptar las medidas necesarias para rebajar la tasa que los comerciantes pagan a los bancos cuando aceptan el pago con tarjeta, y que se elevan hasta el 3% sobre el precio de venta del producto, frente al 0,5% de los hípers. El Tribunal de Defensa de la Competencia será el encargado de poner fin a ese agravio comparativo.

Además, el Tribunal de la Competencia deberá velar por el cumplimiento de las normas de la UE sobre fijación de tasas de intercambio, es decir, las que abonan los bancos a los emisores de tarjetas y que se trasladan a los comerciantes. El Gobierno, por su parte, deberá analizar el cumplimiento del acuerdo firmado en 1999 entre Visa y 4B y las asociaciones de comerciantes, que establecía que a partir de julio de ese año se reducirían paulatinamente las tasas de intercambio, hasta llegar al 2,75% en julio de 2002.