El grupo británico Kingfisher ha anunciado su decisión de escindirse en dos sociedades distintas que cotizarán en los mercados bursátiles de Londres y París. La primera, que se denominará New Kingfisher, agrupará los negocios más dinámicos e internacionales como el de bricolage (Castorama, B&Q) y el de electrodomésticos (Darty, Comet), las dos secciones sobre las que se ha sustentado el crecimiento del grupo en los últimos años. Por su parte, la actividad de General Merchandise, tal como se denominará la segunda sociedad, está casi exclusivamente centrada en el Reino Unido y reúne las enseñas Woolworth y Superdrug. El grupo británico ha justificado su decisión ante la necesidad de desarrollar la dimensión de sus divisiones de bricolage y electrodomésticos. En cualquier caso, algunos analistas estiman que General Merchandise podría ponerse a la venta próximamente.