AMDPress.- En este primer semestre del año, el grupo francés Carrefour ha reducido su facturación hasta 36.973 millones de euros, un 1,5% menos que en el mismo periodo del año anterior. No obstante, el grupo prevé incrementar en torno a un 5% sus ventas en el conjunto del año debido a la aceleración del crecimiento a superficie comparable que se producirá como consecuencia de las aperturas del segundo semestre y la no recurrencia del impacto de la venta de los 12 hipermercados que vendió el grupo en España durante el pasado ejercicio.

El decremento de ventas que sufrió el grupo durante este primer semestre se debió básicamente a la crisis que padecen Brasil y Argentina, ya que Carrefour redujo su facturación en América un 30,3%, hasta los 3.553 millones de euros. Por contra, en Asia y Europa (donde se exceptúa Francia) fueron las dos zonas donde consiguió un mayor incremento de ventas, un 5,8%, hasta los 12.259 millones de euros, y un 5,7% (2.503 millones), respectivamente. Los buenos resultados europeos se deben sobre todo al importante crecimiento que ha tenido en Bélgica, la recuperación de los hipermercados del grupo en España y a la progresión del resto de países, excepto Turquía.