El Grupo CAT busca concretar una posible alianza estratégica que le permita adquirir la dimensión suficiente para afrontar las exigencias que presenta en la actualidad la globalización del mercado que afecta a todos los sectores de actividad, para lo que no descarta ninguna alternativa. Según Luis de Rojas, presidente de la compañía en la Península Ibérica, "el Grupo está buscando un socio de nuestra talla para seguir manteniendo posiciones de liderazgo. Por ello estamos estudiando dar entrada en nuestro capital a empresas que nos permitan conseguir sinergias, crecer y ofrecer los mejores servicios en beneficio de nuestros clientes en todo el mundo". Este cambio de estrategia del Grupo CAT responde a las exigencias del nuevo escenario internacional, que obliga a las empresas de logística y transporte a ofrecer servicios homogéneos en cualquier lugar del mundo.