Aral Digital.- El grupo francés Los Mosqueteros, propiedad de los supermercados Intermarché, ha decidido poner en marcha en Francia un nuevo concepto de tienda urbana. Así, a lo largo de las próximas semanas, Intermarché abrirá en las ciudades de Lille, Toulouse y Niza sus tres primeros establecimientos bajo este formato que se denominará Intermarché Express. “Todavía estamos buscando la ubicación más adecuada para París”, ha indicado Eric Mozas, presidente de Intermarché Alimentación.

Intermarché Express es una pequeña tienda de entre 700 y 1.000 metros cuadrados de superficie, que tiene como pilares a los productos frescos, la bodega, un área de comida rápida, aperitivos y los perfumes.

Para satisfacer la creciente demanda de los clientes urbanos Intermarché Express ofrece un amplio horario de apertura al público, así como cajeros automáticos y un servicio de entrega a domicilio. Se espera que a finales de año, cerca de treinta y cinco Intermarché Express puedan abrir sus puertas en Francia.

En los últimos meses, la mayoría de los distribuidores galos están apostando por la proximidad y están abriendo nuevos puntos de venta en los centros urbanos, reduciendo su atención en la periferia y en los centros comerciales. De este modo, Franprix, Leader Price, Ed, Monoprix, Petit Casino Express y U ya llevan implantados en este mercado desde hace tiempo, pero en las últimas semanas la aventura de Carrefour con Carrefour City, y de Casino, en colaboración con Relé, con Chez Jean, se han subido al carro de las tiendas de proximidad.