El grupo de distribución Metro ha obtenido una facturación de 41.470 millones de euros (52.667 millones de dólares) en los nueve primeros meses de 2006, un 6,4% más que en el mismo periodo del año anterior. Por su parte, el beneficio neto se situó en 207,2 millones de euros (263 millones de dólares), un 4,3% menos.

Según fuentes de la compañía, la bajada de las ganancias se debió a efectos extraordinarios, como la compra de la cadena polaca de supermercados Geant y los costes para la adquisición de las tiendas alemanas de la empresa estadounidense Wal-Mart, que se reflejaron en los resultados del tercer trimestre.

El presidente de Metro, Hans-Joachim Koerber, ha señalado que la compañía prevé aumentar su volumen de negocio un 6% hasta finales de año, al tiempo que espera que la enseña Real, que acumula las mayores pérdidas del grupo, consiga cerrar el ejercicio con beneficios operativos.

Por otra parte, Makro, filial mayorista del grupo Metro, continúa desarrollando su negocio en Argentina, con las remodelaciones de dos establecimientos ubicados en este país: Mar del Plata y Mendoza. Actualmente, Makro cuenta con quince tiendas en Argentina y es la mayor organización mayorista del país en la provisión de productos alimenticios y no alimenticios a empresas, comercios pequeños y medianos, y al mercado institucional.