El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Jamón de Teruel, a través de sus Servicios de Inspección, pretende implantar un sistema de trazabilidad con el que se asegure al consumidor del producto un control individualizado de cada uno de los procesos de elaboración del Jamón de Teruel. Este sistema en el que ya se trabaja conjuntamente con el departamento de Ingeniería Electrónica y Comunicaciones de la Universidad de Zaragoza y la firma ACS, permitirá realizar un seguimiento puntual desde la producción de lechones con la implantación de un chip hasta la comercialización y deshuesado de las piezas. Con este control de todas las fases (cría, sacrificio y elaboración) facilita el seguimiento individualizado de cada pieza, lo que asegurará el cumplimiento del Reglamento del Consejo y la retirada de aquellos productos que no cumplan con las especificaciones exigidas.