El Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Miguel Arias Cañete, ante el caso de “vaca loca” descubierto en una explotación de Galicia, ha anunciado la decisión de adelantar la realización a todos los animales de Galicia de más de 30 meses un test denominado “prionics”. Esta decisión afectará aproximadamente a 16.000 animales gallegos. Una vez analizadas las explotaciones de Galicia, el ministro, a sugerencia del sector, ordenará el análisis de toda la cabaña ganadera de más de 24 meses, sin esperar al mes de julio, adelantándose y ampliando así las medidas adoptadas desde Bruselas la semana pasada. Esto supondrá la realización de 350.000 a 400.000 test al año, cifra muy superior a los 30.000 que inicialmente se tenían que realizar. En cuanto al control de los piensos y su posible contaminación cruzada, Arias Cañete manifestó su preocupación, ya que aunque las harinas de carne y hueso están prohibidas en Europa desde 1994 y en España desde 1996 para todos los rumiantes, éstas se siguen utilizando para la industria del porcino, aves, peces y animales domésticos. El ministro español esperará a la reunión del Consejo de Ministros de la UE del 4 de diciembre, fecha en la que el informe del Comité Veterinario habrá concluido, para adoptar las medidas pertinentes. Arias Cañete, que ha cifrado en 25.000 millones de pesetas el coste que tendrá para el Estado las medidas adoptadas para luchar contra la EBB, manifestó su intención de elevar a rango de Real Decreto tanto el Programa de Vigilancia y Control de la EBB como la Red de Alerta Sanitaria.