El concentrado mercado portugues de bebidas alcoholicas, donde los cinco primeros operadores reunen una cuota conjunta en valor superior al 86%, crecio en el pasado ejercicio un 3,4% hasta alcanzar los 52.200 millones de pesetas, segun un informe de la consultora DBK. La compania estima que en el periodo 2000-2001, en un contexto de bajo crecimiento del consumo, se producira una ralentizacion del mercado luso de espirituosos, que registrara una variacion en torno al 2,5% para situarse en un valor aproximado de 54.600 millones de pesetas en el 2001. Las importaciones, que representan en la actualidad el 80% del valor del mercado, tienen fundamentalmente como pais de origen el Reino Unido. Por segmentos de producto, el whisky lidera el mercado, con una cuota superior al 60% del volumen global, excluyendo el aguardiente de origen vinico.