Aral Digital.- Eroski ha cerrado 2009 con unas pérdidas consolidadas de 69 millones de euros, cifra que supone una reducción del 29% respecto a la registrada en el ejercicio anterior. Asimismo, los gastos de explotación de la compañía han descendido 111 millones de euros comparados con 2008, lo que equivale a una reducción del 5,7% en términos relativos.

Del mismo modo, la cadena presidida por Constan Dacosta ha concluido 2009 con una cifra de negocio de 8.427 millones de euros, que representa un 6% menos que el año anterior. “La crisis financiera y económica ha repercutido de manera directa en la caída del consumo, continuando con la tendencia manifestada con más intensidad desde el segundo semestre del año 2008”, justifican desde la compañía. Igualmente, argumentan que “la política comercial de Eroski de reducción de precios y estrechamiento de los márgenes ha contribuido también a una menor facturación en el periodo comparado”.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) ha mejorado un 8% para situarse en 434 millones, mientras que el beneficio antes de gastos financieros e impuestos también ha crecido un 30%. La sociedad cooperativa, matriz del grupo, ha ganado 103 millones. Eroski ha destacado que estos resultados adquieren mayor valor “al producirse en un período de descenso de la actividad”.

La empresa con sede en Elorrio (Vizcaya) ha anunciado que la evolución descendente de la deuda bancaria y el comportamiento de los tipos de interés le han permitido reducir sus costes financieros, aunque reconoce que “mantienen un peso elevado”. Así, recuerda que en diciembre firmó la refinanciación de su deuda y asegura que la generación de recursos y la venta de activos inmobiliarios le permiten “cumplir con puntualidad con el programa de amortizaciones acordado”.

En lo que al parque comercial se refiere, en el ejercicio 2009 Eroski abrió 74 establecimientos, principalmente supermercados propios y autoservicios franquiciados, de modo que el grupo terminó el año con 2.367 puntos de venta, entre ellos 113 hipermercados y 1.063 supermercados Eroski/Center, Eroski/City y Caprabo.

Por su parte, la plantilla del grupo se situó al final del ejercicio en 47.539 trabajadores, un 9,8% menos que los 52.705 del ejercicio anterior, tras un “ajuste condicionado por la reordenación de la red comercial”. La compañía precisó que la no renovación de contratos de eventuales se ha suplido en su mayor parte por el incremento del 10% del calendario laboral de los trabajadores de la matriz cooperativa.

Eroski, que estima que ha incrementado un 3%, calcula haber transferido a su clientela un ahorro superior a 130 millones de euros, con un descenso del precio medio por unidad o kilogramo vendido del 7%. Por su parte, las ventas de su marca propia crecieron tres puntos, hasta alcanzar el 33% del total de las ventas del grupo.