Aral Digital.- Eroski continúa con su estrategia de desinversiones de activos inmobiliarios. La última operación la ha realizado la cadena de Elorrio (Vizcaya) con la venta y arrendamiento a largo plazo (sale & leaseback) de dos superficies comerciales medianas, especializadas en complementos deportivos, en favor de Rockspring por un importe de 14,5 millones de euros, empresa europea dedicada a la inversión inmobiliaria.

Con esta transacción Eroski cierra la tercera operación de estas características en lo que va de curso y prolonga la estrategia iniciada en 2001 de venta de activos inmobiliarios manteniendo su actividad de distribución en régimen de arrendamiento. Anteriormente, la compañía llegó a un acuerdo con el fondo European Property Investors Special Opportunities para la venta de diez centros, y con la firma de inversión W. P. Carey para la transacción de varias plataformas logísticas.

En referencia a esta venta, el director de Desarrollo de Eroski, José Miguel Fernández Astobiza, ha asegurado que “sigue en la línea de la estrategia de desinversión de activos inmobiliarios, pero manteniendo la actividad en régimen de alquiler”. Por su parte, el director de Rockspring Iberia, James Preston, se ha mostrado “muy satisfecho por la compra de dos activos comerciales de alta calidad con arrendamientos de larga duración y precio atractivo”.