El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha comunicado a la Comisión Europea y a los gobiernos francés e irlandés la supresión cautelar de las importaciones de reses de vacuno destinadas a la reproducción, procedente de dichos países, como medida preventiva urgente, tras los últimos casos detectados de encefalopatía espongiforme bovina (EBB). España ha importado de Francia 5.500 toneladas de carne de bovino durante los seis primeros meses de 2000.