AMDPress.- La ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación, Elena Espinosa, apostó por la labor del Gobierno en la búsqueda de información y transparencia que determine el papel de cada eslabón de la cadena alimentaria. Espinosa hizo estas reflexiones durante la presentación hoy, 25 de octubre, del estudio “Alimentación en España 2004. Producción, Industria, Distribución y Consumo”, elaborado anualmente por la empresa nacional MERCASA, dependiente de la SEPI y del Ministerio de Agricultura.

La ministra presentó este informe como una de las iniciativas enmarcadas en la labor de la Administración para potenciar la transparencia y la seguridad alimentaria en el sector, y señaló que seguirán trabajando “para conocer la incidencia de cada paso de la cadena alimentaria en el precio final del producto”.

Espinosa descartó establecer una relación directa entre el peso creciente de la gran distribución en la venta de productos alimentarios y el aumento en el precio de productos frescos. En este sentido, Espinosa explicó que, “no podemos olvidar las nuevas exigencias de seguridad alimentaria (trazabilidad, envasado, almacenaje, logística, etc.), todos ellos factores que influyen en el precio final”, así como la configuración de un consumidor cada vez más exigente. Además, recordó que en cuanto al peso de la gran distribución en la venta de productos alimentarios, España está todavía por debajo de la media europea. En cualquier caso, Espinosa también abogó por un asociacionismo agrario que permita al productor participar del valor añadido del artículo alimentario.

La de 2004 es la séptima edición del informe de MERCASA, que agrupa información estadística y documental sobre todos los eslabones de la cadena alimentaria y que ha contado con la colaboración del ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, las consejerías de Agricultura de las Comunidades Autónomas, las asociaciones integradas en la Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas -FIAB- y los Consejos Reguladores de las Denominaciones de Origen.

El informe se organiza como un manual de consulta rápida estructurado en dos vertientes de análisis: por sectores y por Comunidades Autónomas.