En su último ejercicio (cerrado en enero pasado) Establiments Miró, cadena catalana de electrodomésticos, alcanzó un beneficio neto de 8,22 millones de euros (1.368 millones de pesetas), frente a los 6,57 millones de euros (1.094 millones de pesetas) del ejercicio anterior, es decir un 25% más. Las ventas, a su vez, supusieron 201,08 millones de euros (33.458 millones de pesetas), lo que supone un alza del 64% respecto al ejercicio anterior; y el cash flow fue de 13,73 millones de euros (2.285 millones de pesetas).