FEPEX considera que la ayuda comunitaria para las organizaciones de productores de frutas y hortalizas (OPFH), fijada en un 3,6%, es insuficiente, "puesto que no permite financiar las actuaciones necesarias para mantener la competitividad en un mercado cada vez más globalizado. La ayuda comunitaria, con la que las OPFH financian los programas operativos destinados a la mejora de la posición del sector, puede oscilar anualmente entre un 2,5% y un 4,5% del valor de la producción comercializada de la OPFH, tal y como establece la OCM, y es el principal instrumento de financiación de las inversiones que dispone el sector. La ayuda fijada en el 3,6% para 1999 supondrá para España 15.300 millones de pesetas aproximadamente. Para el director de FEPEX, José María Pozancos, "este sistema de ayudas refleja la discriminación del sector hortofrutícola con relación a otras producciones agrarias, así como la necesidad de corregir la insuficiencia presupuestaria y la indefinición del montante de ayuda para los programas operativos en la revisión de la OCM de frutas y hortalizas que debe realizarse este año". En este sentido, Pedro Barato, presidente nacional de Asaja, ha exigido hoy a la Comisión Europea que presente con carácter urgente una nueva reforma de la OCM de fruta y hortalizas, dotada de un presupuesto que se ajuste a las necesidades del sector. Barato ha asegurado que el Gobierno español "debe abanderar la defensa de este sector en el seno de la UE para que terminen las discriminaciones que sufre la agricultura mediterránea en el seno de la PAC".