AMDPress.- El grupo gallego Gadisa, con sede en Betanzos (A Coruña), ha previsto inaugurar en los próximos meses un nuevo establecimiento Gadis en le municipio leonés de Ponferrada y algún otro centro más en la provincia de Pontevedra. Paralelamente, centrará el grueso de sus inversiones de 2003 en la actualización de las instalaciones (remodelación y ampliación) de parte de sus establecimientos Gadis y Claudio.

En este sentido, cambiará la enseña de alguna de sus tiendas Claudio al anagrama Gadis, que es la marca principal de la compañía, tanto por superficie de venta como por volumen, y en la que existe un mayor número de referencias y se realiza una política comercial más agresiva y promocional.

Como se sabe, Gadisa concluyó el pasado año 2001 (aún no ha hecho pública su cifra de ventas de 2002) con una facturación de 677,43 millones de euros, obtenida mediante una red comercial compuesta por 216 puntos de venta propios (que reúnen una superficie conjunta de unos 155.000 metros cuadrados) y 190 establecimientos franquiciados. Sus puntos de venta están distribuidos por la comunidad autónoma de Galicia y las provincias castellano-leonesas de León, Salamanca, Palencia y Valladolid. Cuenta, además, con presencia en Portugal a través de los establecimiento de electrodomésticos San Luis.

Integrado en la organización de compras Ifa Española, el grupo gallego realizó durante el pasado año 2002 la apertura de tres hipermercados Haley situados en el municipio orensano de O Barco de Valdeorras (un local de 2.200 metros cuadrados de sala de ventas, abierto en septiembre pasado), en Oleiros, municipio del extrarradio de A Coruña, con 6.177 metros cuadrados e inaugurado en mayo; y en el municipio coruñés de Carballo, con una sala de ventas de 4.433 metros cuadrados y abierto en marzo de 2002.

Conviene destacar, así mismo, la clausura en 2002 de dos centros con la enseña Leader Price y ubicados en Lugo y Vigo, y la conversión en Gadis de otros cinco establecimientos con esa enseña perteneciente al proyecto Leader Price, del cual finalmente se desvinculó el grupo gallego durante el pasado ejercicio y al cual estaba presente a través de su participación mayoritaria en el capital de la sociedad Iberdiscount, que poseía a su vez un 50% de la sociedad Geimex España, distribuidora en nuestro país de esa marca de origen francés.