Gallina Blanca ha adquirido la fábrica de zumos de la empresa valenciana Solete Spania por 500 millones de pesetas. El grupo catalán, que ha realizado la operación a través de su filial Espurna 2000, utilizará este centro de producción para introducirse en el mercado de sopas y caldos refrigerados, como parte de su estrategia para ampliar su gama de precocinados con productos de mayor valor añadido. El primer paso para poner en marcha esta estrategia fue la compra del 50% de la empresa de pasta fresca Flo, fabricante de la marca El Pavo, a principios de este año.