Aral Digital.- La empresa Hijos de Luis Rodríguez, que comercializa la enseña Masymas, ha inaugurado su nueva plataforma logística integral, de 24.000 metros cuadrados de superficie, en el polígono de Silvota, en el concejo de Llanera (Asturias). Con una inversión de más de nueve millones de euros, la instalación generará más de 200 nuevos puestos de trabajo e incorpora una serie de innovaciones tecnológicas entre las que destaca la gestión por radiofrecuencia, la marcación por voz y un sistema de codificación de última generación.

Al acto de inauguración acudieron, entre otras personalidades, Ignacio Cruz Roche, presidente de Mercasa, y Vicente Álvarez Areces, presidente del Principado de Asturias. “Se trata de una plataforma con visión de futuro, destinada a mejorar los procesos de distribución y almacenamiento de la compañía”, destacó Eva Rodríguez Alonso, presidenta del Consejo de Administración de Hijos de Luis Rodríguez. La compañía tiene un compromiso con “la mejora de la seguridad alimentaria, la aplicación de procesos de innovación tecnológica a la logística con el objetivo de equiparar el comercio tradicional con cualquier otro establecimiento”. Rodríguez recordó que “en los tiempos que corren se hace necesario trabajar para ajustar los precios a la demanda para garantizar la elección libre del consumidor”, y ratificó el apoyo de la firma “a los fabricantes, productores y al campo asturiano”.

Por su parte, el máximo responsable político de la comunidad asturiana, Vicente Álvarez Areces, indicó que “estamos ante un acto positivo y emblemático de la Asturias que queremos”. El presidente del Principado felicitó a Masymas por su trayectoria y puso a la firma como ejemplo del compromiso con Asturias, destacando su compromiso, “en los tiempos que corren”, con “la creación de empleo y el desarrollo de Asturias”.

Esta inauguración es un paso más en el proceso de evolución de Hijos de Luis Rodríguez para convertirse en el suministrador integral, un nuevo concepto de distribución que “supondrá la equiparación de los comercios tradicionales a cualquier otra tienda independientemente de la pertenencia a una cadena”, tal y como indican desde la propia empresa.

Hijos de Luis Rodríguez aumentó su facturación un 17,7% en 2008 frente a los datos del año anterior, cerrando con un total de ventas de 134 millones de euros. La compañía, constituida por más de 1.100 trabajadores de los que el 80% son mujeres, tiene una previsión de ventas para 2009 de 142 millones de euros y una inversión que alcanzará los seis millones.