AMDPress.- IKEA Ibérica, filial española de IKEA, multinacional de origen sueco dedicada a la venta de muebles y accesorios de decoración para el hogar, prevé invertir unos 1.000 millones de euros hasta 2010 en la Península Ibérica y crear anualmente alrededor de 1.000 nuevos puestos de trabajo. Para conseguir estas cifras pretende abrir entre dos y tres nuevas tiendas al año a partir de 2003, con una inversión media por tienda de 50 millones de euros.

IKEA considera, según estudios de mercado realizados, que la Península es capaz de acoger hasta 25 tiendas, de las que en una primera fase, que comprendería hasta el año 2010, se abrirían entre 16 y 18 tiendas; y en una segunda fase, que abarcaría hasta 2015, se abrirían el resto hasta 25. Los nuevos centros estarán ubicados en las comunidades de Valencia, País Vasco, Asturias, Galicia; Andalucía, Madrid (posiblemente en la zona Este), Cataluña y Aragón.