ARAL Digital.- Inbisa Construcción está llevando a cabo las obras para la ampliación y la automatización de la plataforma de alimentación de la sede central de Eroski, en Elorrio (Vizcaya). Así, el grupo vasco está inmerso en un proyecto de modernización para automatizar alrededor del 50% de las 150.000 cajas de producto, que se preparan diariamente. El proyecto se está llevando a cabo con tecnología nacional y surge de la colaboración entre tres cooperativas del grupo Mondragón: Eroski, LKS y Ulma Handling Systems. Inbisa Construcción participa en el proyecto ejecutando los nuevos viales de acceso al centro logístico, el edificio de entradas, el edificio de cabecera, así como toda la obra civil del nuevo silo.

El nuevo silo, de 25 metros de altura, triplicará la capacidad de almacenamiento actual y permitirá alcanzar la distribución de 5.000 palés diarios, a través de sus 15 muelles exclusivos de carga y descarga. La cimentación del silo, ejecutada por Inbisa Construcción, consiste en una losa de hormigón armada, soportada por pilotes prefabricados hincados en el terreno. Una vez que se ejecuten las dos fases de construcción del silo, se habrán colocado cerca de 600 toneladas de acero corrugado y vertido más de 3.000 metros cúbicos de hormigón. Además del almacén, se construirá un nuevo edificio para agrupar y gestionar los pales de madera y las más de 4.000 toneladas anuales de embalajes de plástico y cartón que se recogen en los supermercados Eroski. Las nuevas instalaciones comenzarán a funcionar en febrero de 2013 y a partir de entonces se iniciará el montaje de los componentes automatizados. Así, en noviembre de 2013 arrancará la primera fase, que equivale a la gestión de 40.000 cajas al día en el proceso automático, y culminará, a finales de 2014, con 80.000 cajas diarias.