AMDPress.- El beneficio neto de Inditex en el tercer trimestre de este año ha ascendido a 138,5 millones de euros, un 9,6% menos respecto a los 153,3 millones del mismo período del año anterior, según los datos facilitados ayer, 11 de diciembre, por el grupo de moda a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Sin embargo, las ventas han crecido un 11,2% entre agosto y octubre, hasta los 1.220,6 millones, y el beneficio bruto de explotación (Ebitda) cayó un 11,1%.

Por su parte, el volumen de negocio de Inditex alcanzó en los nueve primeros meses de 2003 la cifra de 3.200 millones de euros, un 16% más que en el mismo período del año anterior, y el beneficio neto se incrementó en un 4%, hasta 285 millones de euros.

En España, las ventas aumentaron hasta alcanzar un 53,8% del total. El mayor crecimiento, tanto en ventas como en resultados, se ha producido en Europa, donde los ingresos crecieron un 22%. Las ventas en América disminuyen su peso hasta el 12,4% del total, debido a la depreciación de sus divisas respecto al euro, asegura la compañía.

Desde el inicio del ejercicio 2003, Inditex -propietario de Zara, Pull and Bear, Massimo Dutti, Bershka, Stradivarius, Oysho y Zara Home- ha realizado inversiones por valor de 400 millones de euros y ha abierto 260 nuevas tiendas.

La previsión para el conjunto del año se sitúa entre 355 y 380 nuevas aperturas. El grupo ha creado desde el cierre del pasado ejercicio un total de 4.031 nuevos empleos, pasando de 32.535 empleados a 36.566.