La compañía belga Interbrew negocia en exclusiva la compra de la división cervecera del grupo británico Bass. Estas negociaciones entre la firma belga, quinta mayor cervecera del mundo, y la filial de Bass, segundo firma cervecera del mercado británico después de Scottish & Newcastle, se producen tan sólo un mes después de que Interbrew adquiriese los activos cerveceros de la también británica Whitbread, por 106.500 millones de pesetas. Según los analistas Interbrew podría pagar más de 580.000 millones de pesetas por el negocio cervecero de Bass, cuya marca más representativa es Carling.