AMDPress.- JDA ha reforzado en el ejercicio 2001 su posición de líder mundial en el desarrollo de software de gestión para la industria de la distribución y el gran consumo. La firma, que cotiza en el Nasdaq, incrementó su facturación global un 21% en el pasado ejercicio, hasta 206,9 millones de dólares (aproximadamente 242 millones de euros), gracias al buen comportamiento de todas sus áreas de negocio. La venta de software, con 71,2 millones de dólares (81,4 millones de euros), creció un 14%, mientras que la actividad de consultoría lo hizo un 21% y la de mantenimiento un 34%, situándose en 95,1 y 40,6 millones de dólares (108,7 y 46,4 millones de euros), respectivamente.

El resultado neto fue de 9,6 millones de dólares y 0,37 dólares por acción (alrededor de 11,19 millones de euros o 0,43 euros por acción), lo que supone un incremento del 7,8% respecto al año anterior. Asimismo JDA, que tienen entre sus clientes a compañías como Ahold, Carrefour o Rexel, ha cerrado el año con un cash flow generado por sus operaciones de 27,7 millones de dólares y deuda cero. En total, el año ha finalizado con 64 millones de dólares en cash y valores de mercado y 17,6 millones de dólares en ingresos diferidos.

En el último trimestre los resultados netos también han superado las propias expectativas de la empresa, al crecer un 150% respecto a las previsiones realizadas en 2000 y un 66% por encima de las previsiones de los analistas de Wall Street, gracias a la “firmeza con que están asentados nuestros productos en el mercado de la distribución. Las empresas de este sector están aumentando su inversión en el tipo de aplicaciones de optimización que tenemos en nuestro portfolio. De hecho cerca del 25% de nuestra facturación en software del último trimestre proviene de clientes fabricantes, mayoristas y distribuidores”, explica Jim Armstrng, CEO de JDA. “Vimos que estos mercados tenían un potencial de crecimiento, por ello, la adquisición de nuevos productos nos ha ayudado a reforzar y diversificar la base de nuestros ingresos en este sector”, concluye Armstrong.