Aral Digital.- El operador portugués Jerónimo Martins ha cerrado 2010 con una facturación de 8.688 millones de euros, que supone un incremento del 18,7% respecto al mismo periodo del curso anterior (7.317 millones). Este crecimiento viene dado, fundamentalmente, por el impulso de su división de distribución alimentaria.

La empresa justifica sus resultados por la contribución de sus marcas en Portugal y, especialmente, en Polonia. Así, Biedronka ha subido sus ventas en Polonia el 29,1 % y ha sumado 4.800 millones de euros gracias a su “gran rendimiento” y a la ejecución del plan de expansión de la firma. Además, la enseña polaca de Jerónimo Martins ha abierto 197 nuevas tiendas y ha alcanzado las 1.649 a finales del pasado año.

Por su parte, en Portugal, las marcas Pingo Doce y Recheio han facturado 2.700 y 270 millones de euros, un 9,9 % y un 4,6 % más, respectivamente. En lo que a red comercial se refiere, la compañía ha cerrado 2010 con 402 establecimientos. “Pingo Doce y Recheio han intensificado su esfuerzo de diferenciación en lo que respecta a sus propuestas comerciales, donde la calidad de los perecederos y la marca propia continúan teniendo un papel fundamental”, explican desde la cadena lusa.