Aral Digital.- José María Cervera acaba de ser nombra director general de Makro España, sustituyendo en el cargo a Javier Rueda, quien abandona la empresa. “Se trata de un cambio que no obedece a nada en particular, sino que es un simple movimiento de la compañía porque ya tocaba renovar el staff”, han comentado fuentes de Makro en exclusiva a ARAL Digital.

Cervera, que comenzó a trabajar en Makro España en septiembre de 1991, hará efectiva su incorporación el próximo 1 de julio. Hasta esa fecha, Miguel Poblet, actual director comercial y premio Dirigente del Año de la revista ARAL en 2008, asumirá de manera interina las funciones de la dirección general.

José María Cervera procede de Metro Hungría, filial de la que era director general desde agosto de 2007. Entre otras funciones, desempeñó la dirección de varios centros de Makro en España y fue director de Compras de No Alimentación, primero, y de Alimentación, después. En septiembre de 2005, como director de Compras de Alimentación de Metro Holanda, comenzó su carrera internacional.

“Es política de la empresa que cada tres años se cambie de cargo. Por ello, a Cervera le tocaba ya volver”, aseveran fuentes de Makro España, quienes concluyen sosteniendo que “tras una excepcional carrera dentro del Grupo Metro, José María Cervera regresa a España después de haber adquirido una extensa experiencia internacional”.

Makro, filial española del grupo alemán Metro, cerró el ejercicio 2008 con unas ventas consolidadas de 1.390 millones de euros (1.416 millones en 2007). “Makro España está sufriendo en 2009 el peor año de toda su historia, ya que es uno de los países en los que más profundamente se está padeciendo la crisis”, según declaró Javier Pérez de Leza, director regional de Metro Group, a ARAL el pasado mes de abril.

“El cierre del año pasado fue negativo y las perspectivas para este ejercicio apuntan a otro cierre en negativo, aunque somos conscientes de que se trata de un año de reingeniería y de reposición de los costes para ser competitivos al final de la crisis”, concluye Pérez de Leza.