Aral Digital.- “Las ventas de los productos con marca propia se incrementaron el pasado año en nuestra compañía un 30%, ya que hay algunas categorías donde su peso es determinante”, sentencia José Juan Fornés, director general de Juan Fornés Fornés (Supermercados Masymas), en declaraciones exclusivas a ARAL. La empresa cerró el ejercicio con una facturación de 195 millones de euros, lo que se traduce en un aumento del 4%, “si bien a superficie comparable las ventas sufrieron un ligero retroceso que no llegó al 1%”.

Tras registrar aumentos en las ventas del 12,7% en 2008 y del 13% en 2007, para 2009 estaba previsto un crecimiento del 10%, pero “el no haber alcanzado ese porcentaje es atribuible, a partes iguales, a la crisis y a la competencia adicional que se ha instalado en las poblaciones donde tenemos establecimientos”, aclara Fornés.

El director general de la cadena con sede en Pedreguer (Alicante) adelanta que su empresa movió un 10% más de volúmen en 2009, pero “padecimos una reducción media del 8% en el valor de los productos básicos, ya que el consumidor se ha vuelto muy sensible con el precio y desvía sus recursos económicos hacia productos que aportan las mismas soluciones pero son más baratos”.

En relación a la marca propia, y a pesar del incremento que ha tenido en 2009, “su cuota sobre el total de la facturación de la compañía es del 15%; nuestra vocación no es que incremente demasiado su porcentaje, estimando que un tope del 20% sería confortable para nuestra empresa”, asegura José Juan Fornés. Actualmente, de las 8.000 referencias que se encuentran en las tiendas de Juan Fornés Fornés, 1.000 corresponden a las marcas Alteza, Selex, Centra Line y Montey.

Las previsiones de la compañía apuntan a que la facturación crezca un 5% en 2010, hasta 210 millones de euros. En relación a las aperturas, José Juan Fornés estima que se puedan abrir entre cinco y seis tiendas, realizando una inversión de 12 millones de euros. En 2009, la compañía inauguró cuatro establecimientos (Pego, Elche, Manises y Puerto de Sagunto), totalizando 99 tiendas al cierre del año (54, en Alicante; 27, en Valencia; 17, en Castellón; y una, en Murcia).

Lea la entrevista completa en el número 1.571 de la revista ARAL.