El ejercicio de 1999 ha sido satisfactorio para la firma L,Oreal en España, que ha registrado un incremento en sus ventas de un 15%, hasta los 73.700 millones de pesetas, mientras que la facturación, incluida la producción de las fábricas, superó los 96.700 millones de pesetas (un 27% más que en 1998). Según Carlos Martínez-Massa, administrador Delegado de L,Oreal, "1999 ha sido un año muy positivo debido, fundamentalmente, a nuestra capacidad de innovación y renovación de productos, y a una activa y dinámica política de marketing y comunicación". En el capítulo de inversiones, la firma ha destinado un total de 4.300 millones de pesetas, lo que supone el doble de lo invertido un año antes. Según fuentes de la compañía, el 57% de estas inversiones se han destinado a la planta de Burgos, unidad que continuará siendo potenciada por la compañía a lo largo del presente ejercicio. En cuanto a las previsiones para este año, Martínez-Massa ha apuntado que "en el 2000, L,Oreal aprovechará las oportunidades que le ofrezca un mercado en crecimiento, de forma que nos permita alcanzar un incremento de nuestra cifra de negocios comparable al de este ejercicio".