AMDPress.- El sistema de la franquicia en España facturó en 2002, 11.968,153 millones de euros, lo que supone un 4,7% más que el año anterior, según el Informe Estadístico del Sistema de la Franquicia en España elaborado por la Asociación Española de Franquiciadores (AEF).

El estudio, que fue presentado ayer, 18 de junio, en rueda de prensa por el presidente de la AEF, Xavier Vallhonrat, y por Eduardo Abadía, gerente de la asociación, muestra que el número de enseñas ha bajado, pasando de las 646 que existían en 2001 a las 634 registradas a 31 de diciembre de 2002, de las cuales, el 80,76% son nacionales y el 19,24% tienen origen extranjero.

El incremento del volumen de facturación se debe, según Xavier Vallhonrat, “a la evidente evolución favorable de las enseñas existentes, mientras que la reducción del número de empresas franquiciadoras ha sido motivada principalmente porque o bien han dejado de franquiciar, o bien han desaparecido o han dejado de cumplir los requisitos que exigimos para considerarla empresa franquiciadora”. En cualquier caso, las conclusiones de este estudio muestran que se está entrando en un periodo de consolidación del sistema de la franquicia en España.