AMDPress.- El índice de producción industrial (IPI) cayó un 1,3% en mayo respecto al mismo mes del año anterior. Corregido el efecto del calendario laboral, registró un aumento interanual en mayo del 0,4%, según los datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística (INE)

Por destino económico de los bienes, el IPI refleja en mayo crecimientos respecto a un año antes en todos los grandes grupos, excepto en el de equipo (-1,6%). Los resultados más favorables han correspondido al de bienes intermedios (1,4%), seguidos por la energía (0,8%) y, en último término, por el de consumo (0,3%). Dentro de este último grupo, la tasa relativa a los bienes duraderos ha sido negativa (-3,8%), compensando parcialmente el avance de la producción en el grupo de bienes no duraderos (0,9%).

En el conjunto del periodo enero-mayo, el IPI filtrado ha experimentado un avance del 1,5% en relación con el mismo periodo del año anterior. El grupo de bienes intermedios es el que presenta un comportamiento más expansivo en el periodo, con un crecimiento del 2,8%, seguido por la energía (1%), consumo (0,8%) y equipo (0,2%). En cuanto al desglose del grupo de consumo, el balance de los meses transcurridos del año ha sido negativo para los bienes duraderos, con una variación del –1,5%, frente al 1,1% los no duraderos.

Por ramas de actividad, los mayores crecimientos de la producción en el periodo enero-mayo (series originales) han correspondido a: industria química (6,5%), coquerías y refino de petróleo (6,5%), extracción de minerales no energéticos (5,8%), fabricación de vehículos de motor (4%) e industria del papel (3,8%).

En sentido contrario, las ramas que presentan las mayores caídas son las de: equipo informático (-32,5%), material electrónico, radio y televisión (-12,1%), extracción de productos energéticos (-11,6%), industria del cuero y zapatería (-6,9%) e industria textil (-6,8%).