AMDPress.- La químico-plástica barcelonesa La Seda de Barcelona, S.A. podría estar replanteándose el proyecto que presentó el pasado mes de abril a su asamblea de accionistas, en el que recogía la posibilidad de abordar la compra de la empresa portuguesa Selenis.

La compañía catalana, cuyas principales previsiones a corto y medio plazo pasan por reforzar la división de PET que encabeza su filial Catalana de Polimers, S.A., acaba de confirmar, a través de su presidente Rafael Español, estar en periodo de due diligence, pero sin descartar que finalmente se opte por acometer la construcción de una nueva planta de producción en la que se invertirían cerca de 35 millones de euros, la misma cifra en la que se viene evaluando la operación de compra de Selenis.

La Seda de Barcelona, propuso a sus accionistas en abril un aumento de capital de 60 millones de euros y planteó la compra de Selenis, punto este último que quedó paralizado ante la petición de su principal accionista, la sociedad inversora PC S.XXI Inversiones Bursátiles, S.L., de que se le aportara mayor información sobre la posible operación .

Recientemente, La Seda ha recibido la autorización de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para la ampliación de capital por un importe de 30,05 millones de euros. Lo realizará mediante la emisión de 10 millones de acciones nuevas de 3,0056 euros nominales cada una.