Según las previsiones del Comité de Gestión para la Exportación de Cítricos (CGC), las ventas españolas de estos productos fuera de nuestras fronteras alcanzarán en la presente campaña los 3,2 millones de toneladas, la cifra de exportación más alta contabilizada en la historia del sector. Las naranjas, mandarinas y limones exportados hasta el 31 de mayo se ha situado en los 3,06 millones de toneladas, cifra que supera con creces la alcanzada el pasado año (360.000 toneladas). La Unión Europea sigue siendo el principal destino de nuestros cítricos, con unas compras que ascienden al 79% del total exportado hasta el 31 de mayo, un punto por encima de la cifra lograda el pasado año. Por detrás de la UE, se sitúa Polonia, con cerca de 237.000 toneladas; seguida de Estados Unidos, con más de 83.650 toneladas en lo que va de campaña.