AMDPress.- Las marcas propias del mayorista Makro han aumentado su penetración en el mercado y representan ya el 12,55% de las ventas de la compañía, obteniendo una facturación de 115,9 millones en 2004. La marca blanca manteniene más de 3.000 referencias activas y concentra actualmente el 12,03% de las ventas de productos de alimentación y el 16% de no alimentación de la filial española de Metro Group.

Las dos principales enseñas bajo las que Makro comercializa sus productos de alimentación destinados a profesionales de hostelería, restauración y detallistas de alimentación son Makro Quality y Aro. Junto a ellas, Makro también ha lanzado su marca exclusiva Selección Makro, una nueva línea de productos frescos (pescados, carnes y frutas) que cumplen las exigencias de garantía de origen, calidad y seguridad. En no alimentación, los mayores incrementos se registran en las marcas Tarrington House, especializada en textil para hostelería ( 55,8%), y Sigma, con un amplio surtido de informática y papelería dirigido a profesionales ( 46,2%).

La clave del éxito de las marcas propias de Makro, según afirman desde la compañía, reside en dos factores: la adaptación de los formatos a las necesidades específicas de sus clientes profesionales y la innovación en el desarrollo de nuevos productos específicamente diseñados para sus negocios de hostelería y alimentación, como platos preparados, congelados o envasados al vacío.

En 2004, Makro alcanzó una facturación de 1.243 millones de euros (un 6,5% más que en el ejercicio anterior). Actualmente, la compañía cuenta con 31 almacenes distribuidos en 15 Comunidades Autónomas que suman un total de 231.873 metros cuadrados de superficie de sala de ventas.