AMDPress.- El grupo Inditex ha publicado sus resultados del primer semestre del año, en los que se refleja un crecimiento del volumen de negocio del 19% respecto al mismo período de 2002, 1.979,3 millones de euros. Según la compañía, este incremento es debido al mayor número de tiendas y al crecimiento de las ventas en tiendas comparables, que se ha situado en el 6,5%, y pese al impacto de las depreciaciones de divisas, que han disminuido las ventas en un 6%.

El beneficio neto del grupo en este período se elevó a 146,1 millones de euros, un 21% más que en el ejercicio anterior. El resultado de operaciones (EBIT) se ha situado en 223,7 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 10% mientras que el margen bruto se ha colocado en el 50% de las ventas, en relación al 51,16% del mismo semestre del año pasado.

Por otra parte, el balance de las primeras semanas del segundo semestre de 2003 no ha sido muy favorable para los analistas de Inditex, ya que las ventas han supuesto sólo un 8% del ejercicio. Según la compañía que lidera Amancio Ortega, estos resultados, que se sitúan por debajo de las expectativas iniciales de la dirección, se deben a dos factores. Por un lado, las ventas en superficie comparable del mismo período de 2002 mostraban un incremento positivo de doble dígito y, por otro, el inicio de la campaña otoño-invierno ha coincidido con un difícil entorno comercial por las altas temperaturas en Europa.

En la actualidad, el grupo estima la apertura de entre 300 y 360 tiendas en el ejercicio 2003, incluyendo las 137 inauguraciones durante el primer semestre, que elevaban a 1.695 establecimientos en 46 países el pasado 31 de julio.

Asimismo, el presupuesto de inversiones para el conjunto del ejercicio oscila entre 550 y 600 millones de euros, de los que se ha materializado durante el primer semestre alrededor de 275 millones de euros.