AMDPress.- Las más de 1.200 empresas que forman el grupo de acreedores de Supermercados El Arbol, filial de la holandesa Laurus, ha reclamado en la Audiencia Nacional que se adopten una serie de medidas cautelares contra la empresa ante el impago de las mercancías vendidas. El grupo de acreedores, que cuenta con el apoyo del Ministerio Fiscal, reclama el embargo de los bienes de la cadena de supermercados y el pago de una fianza de 90 millones de euros. Los acreedores de la antigua Tragoz Distribución, sociedad que fue adquirida en 1996 por Grupo El Arbol, presentaron una querella contra esa empresa por “estafa, alzamiento de bienes, insolvencia dolosa y presentación de datos contables falsos tras la compra de Tragoz”.

La filial de Laurus negó en todo momento su responsabilidad en el proceso, pero los acreedores le acusan de haber llevado a cabo una escisión fraudulenta en dicha empresa impidiendo los pagos pendientes. Como se recordará, tras la compra de Tragoz, Unigro escindió la sociedad en tres compañías: Casle 53 que bajo control aún de la familia Trapero, se quedó con los activos inmobiliarios. Centro Operativo Salamanca se quedó con el resto, incluyendo más de cincuenta supermercados; y, por último, Tragoz Distribución, que fue declarada insolvente y suspendió pagos. Los acreedores opinan que esto impidió a la sociedad cumplir sus compromisos, por lo que exigen a El Arbol el pago de más de 65 millones de euros.