Aral Digital.- La ampliación del horario de apertura de Carrefour 9 a 23 horas, desde el pasado día 12 de julio y que continuará hasta el 30 de septiembre próximo en la Comunidad de Madrid, es un hecho conocido entre la población de esta Comunidad. Sin embargo, no todos los madrileños han aprovechado esta medida por igual ni están de acuerdo con ella como ha podido comprobar ARAL Digital.

La población jubilada, tanto masculina como femenina, ha sido la principal beneficiada por la esta medida de Carrefour, ya que ha sido el target que más la ha utilizado, sobre todo a primera hora de la mañana. Asimismo, considera que esta política debería ampliarse al resto de los meses del año. Incluso, algunos de ellos estiman que debería concederse más libertad al comercio en general.

Frente a este segmento, existe una amplia franja comprendida entre los 30 y los 65 años que muestra discrepancias, aunque todos son bastante contundentes a la hora de manifestar que si bien este horario favorece al consumidor, siempre acaba perjudicando al trabajador.

Dentro de este abanico de edad se encuentra precisamente la mayor parte de la población trabajadora y muchos de ellos estiman que si acaba extendiéndose a otros sectores será el profesional quien acabe perjudicado.

De este modo, este espectro reconoce haber aprovechado sólo ocasionalmente la medida y por la mañana, ya que únicamente la han utilizado cuando han tenido que gestionar algún otro asunto a esa hora tan temprana.

Aunque en algunos casos piensan que ofrece más comodidad al consumidor, en otros consideran que ya son suficientes las horas de las que se disponen para hacer la compra y que a veces incluso son demasiadas.

Por el contrario, sólo una minoría cree que todo lo que sea ampliar los horarios y a lo largo de todo el año siempre favorecerá la labor de compra del consumidor.

La franja de población menor de 30 años es bastante más reacia a que se amplíe el horario comercial. De hecho, ha mostrado una gran contundencia a ello e incluso ha denunciado que la apertura del comercio en festivos también afecta a la vida personal del trabajador. Por supuesto, ni han aprovechado esta medida, y ni tan siquiera utilizan los festivos para realizar sus compras. Y ni hablar de ampliar ésta al resto del año.