Aral Digital.- Makro ha introducido en su surtido nuevas soluciones para el transporte profesional de productos frescos y congelados. Se trata de dos contenedores isotermos de gran capacidad, con ruedas para facilitar su transporte y con el certificado ATP, obligatorio en el transporte profesional de productos perecederos.

El Contenedor Isotermo de 68 litros es “ideal para restauradores y detallistas, ya que garantiza el mantenimiento de la cadena de frío durante el transporte desde el punto de venta hasta el lugar de destino (frigorífico del restaurante / tienda). Tiene una capacidad de 68 litros y sus reducidas dimensiones hacen que se transporte con facilidad en la mayoría de los vehículos”, explican desde la cadena mayorista.

Por su parte, el Contenedor Isotermo de 148 litros “está especialmente pensado para establecimientos de hostelería y detallistas de mayor volumen, así como para cadenas de supermercados. Permite el transporte de productos perecederos a temperatura controlada, respetando la cadena de frío. Se desmonta de forma muy sencilla y ofrece la posibilidad de añadirle ruedas a través de un accesorio específico”, remarcan fuentes de la compañía.

Además de un surtido en contenedores y recipientes isotérmicos, Makro ofrece un servicio gratuito de intercambio de acumuladores de frío, a través de equipos localizados a la salida de los establecimientos, que facilitan dichos acumuladores limpios y congelados a -3º C, para productos refrigerados y a -23º C para congelados.