AMDPress.- La cadena de moda española Mango ha inaugurado su primera tienda en Shangai (China), con la que la compañía refuerza sus planes de expansión en el país asiático, donde cuenta en la actualidad con tres tiendas más ubicadas en Pekín, Dalian y Shenzhen.

Asimismo, Mango prevé la apertura de otros siete nuevos establecimientos en diferentes zonas del país en los próximos meses. Así, la cadena de moda abrirá segundas tiendas en la capital y en Shenzhen y se establecerá en nuevas ciudades como Harbin, Tianjin y Quingdao. Además, inaugurará dos nuevas tiendas en la zona sur del país, concretamente en Chengdu y Chongoing.

Según los datos aportados por la compañía, el continente asiático supuso en el último ejercicio un 10% sobre la facturación total de la cadena.

Mango inauguró su primera tienda en China en su capital, Pekín, en febrero de 2002. La cadena inició su expansión en Asia en 1995 y actualmente tiene presencia también en Corea del Sur, Filipinas, Hong Kong, India, Indonesia, Malasia, Singapur, Tailandia y Taiwan. Además, durante el pasado año, la cadena inició su expansión en países como Australia, Bulgaria, Túnez, Croacia o Ecuador.

Actualmente, Mango es la segunda compañía exportadora del sector textil español. Su sede central, que se encuentra en Palau-Solità i Plegamans (Barcelona), ocupa una superficie de 102.000 metros cuadrados y alberga una estructura propia que comprende las áreas de diseño, control de producción y distribución a los puntos de venta, arquitectura e interiorismo de las tiendas, imagen y publicidad, así como administración y logística.

En el año 2004, la sede central se trasladará a un terreno en el Polígono Industrial Can Moscau de Lliçà d'Amunt, donde se construirá un nuevo edificio (de aproximadamente 600.000 metros cuadrados) con el objetivo de cubrir necesidades futuras.

La idea de las tiendas Mango nace de la relación entre un producto de calidad, con un diseño propio y a un precio asequible, y una imagen coherente y unificada que se comercializa a través de su red de tiendas, tanto propias como en régimen de franquicia. Actualmente, la cadena cuenta con 630 establecimientos en 70 países repartidos por Europa, África, Asia y América del Sur.