AMDPress.- Mango ha implantado un nuevo sistema logístico de envíos directos, mediante el cual una parte de la producción se distribuirá directamente del proveedor a las tiendas de la cadena, sin necesidad de pasar por el centro de distribución de la compañía ubicado en Barcelona.

El objetivo de la implantación de este sistema es reducir los plazos de entrega para agilizar la distribución de cada colección de la marca a los puntos de venta de la cadena. De esta manera, se reducirá considerablemente el gasto en transporte así como en la infraestructura necesaria para manipular las prendas.

Este nuevo sistema ha demostrado ser un procedimiento eficaz y Mango prevé implantarlo en Oriente Medio en un corto plazo de tiempo. La empresa planea también nuevos proyectos de integración con operadores logísticos para realizar envíos desde Singapur próximamente.