AMDPress.- La compañía británica de distribución Marks & Spencer (M&S) ha anunciado que tiene la intención de entrar en nuevos mercados como la venta de muebles para el hogar y servicios financieros, a la vez que refuerza su reciente entrada en las tiendas de alimentación, de las que ya cuenta con dieciocho y prevé abrir otras cincuenta tiendas Simply Food en este ejercicio, con el objetivo de alcanzar los 150 establecimientos en 2006. Con este plan, diseñado por Luc Vandevelde, presidente de la empresa, se pretende reducir la dependencia de la empresa de su tradicional negocio de ropa.

En este sentido, durante el segundo trimestre de su ejercicio fiscal de 2004, M&S abrirá su primer establecimiento especializado en muebles para el hogar en la ciudad de Newcastle.

Además, en la segunda mitad de este año la británica lanzará una tarjeta de crédito y de fidelización en Reino Unido, lo que le supondrá un coste de sesenta millones de libras, ya que será rentable en el año 2005.

En otro orden de cosas, la compañía anunció que su facturación creció un 6% en su último ejercicio fiscal, cerrado el pasado 29 de marzo, hasta alcanzar los 8.077 millones de libras (11.312 millones de euros), gracias a las nuevas líneas de moda para hombres y mujeres lanzadas por la empresa. Su beneficio neto fue de 480,5 millones de libras (672 millones de euros), frente a los 153 millones de libras obtenidos en el ejercicio anterior. Por su parte, su beneficio bruto aumentó el 11,5%, hasta 721,3 millones de libras (1.010 millones de euros); aunque su resultado bruto después de extraordinarios cayó el 1% , hasta 679 millones de libras.