El grupo británico de grandes almacenes Marks & Spencer ha decidido reestructurar de nuevo su cúpula directiva con el objetivo de frenar la caída de sus ventas. La reestructuración afectará al consejero delegado de la compañía, Peter Salisbury, que llevaba trabajando en la empresa más de 30 años. Luc Vandevelde, presidente de Marks & Spencer, será quien asuma las funciones que hasta ahora realizaba Salisbury. Los cambios también afectan a la directora de ventas en el Reino Unido, Clara Freeman, a quien sustituirá Roger Holmes, y al director de ventas internacionales, Guy McCracken, que será relevado por David Norgrove.