AMDPress.- La cadena de distribución masymas ha facturado 135 millones de euros en 2005, y para este año prevé llegar a los 150 millones, lo que supondría conseguir un incremento del 11%. Esta evolución ha estado unida la ampliación de su plantilla, que alcanza actualmente las 1.275 personas, y que se situará en torno a las 1.400 a finales de 2006, ya que la intención de la compañía es crear alrededor de 100 nuevos puestos de trabajo anuales.

Asimismo, durante el pasado año, la empresa invirtió diez millones de euros en la puesta en marcha de nuevos supermercados y mejora de los existentes y de la plataforma logística de frutas y verduras, ubicada en Pedreguer (Alicante), mientras que, en este ejercicio, prevé destinar otros 12 millones de euros a la ampliación y modernización de la cadena.

Actualmente, la empresa, que sigue siendo 100% familiar, cuenta con 72 puntos de venta en la Comunidad Valenciana (33 en Alicante, 23 en Valencia y 16 en Castellón) y pretende abrir ocho más este año, hasta alcanzar los 80 establecimientos. El objetivo de la compañía es consolidar su posición en la Comunidad Valenciana, hasta alcanzar los 100 locales, y después iniciar la expansión en otras provincias limítrofes.

La cadena de supermercados masymas, que este año celebra su 25 aniversario, ofrece en sus lineales unas 8.000 referencias. Además, la afluencia de clientes extranjeros en la zona de costa donde tiene ubicadas sus tiendas, ha hecho que la empresa haya adaptado el surtido a sus necesidades con 2.000 referencias de importación. Asimismo, la compañía cuenta con 800 productos con su marca propia.

En los últimos años, el crecimiento de masymas se ha basado tanto en la apertura de nuevos centros como en la adquisición de otras empresas de distribución, como ocurrió en 1991 con la cadena Vivodist, y en 1999 con Autoservicios Romero, de Castellón.