El distribuidor alemán Metro registró una cifra de negocios de 46.940 millones de euros (7,8 billones de pesetas) en el año 2000, lo que representa un incremento del 7,1% respecto a la obtenido en el ejercicio anterior. Esta progresión, según la compañía, se ha sustentado en la actividad del grupo fuera de Alemania, a pesar de que en el país de origen de la compañía las ventas fueron de 19.790 millones de euros (3,3 billones de pesetas), un 15,2% más.