La división francesa de la multinacional suiza Nestlé ha anunciado la necesidad de retirar 114.000 cajas de helados de su fabricación distribuidas en el país galo, que podrían estar contaminados con la bacteria de listeriosis. Aunque según los portavoces de Nestlé, la inmensa mayoría de esas 114.000 cajas están controladas y han sido retiradas del mercado, las autoridades sanitarias francesas han lanzado un llamamiento urgente a la opinión pública advirtiendo del riesgo sanitario que podría implicar el consumo de estos helados. El pasado mes de febrero siete personas murieron en Francia por consumir paté contaminado con la bacteria de la listeriosis.